Las razones por las que los miembros masculinos heterosexuales se acuestan con hombres

En el interior de el amplio abanico sobre tendencias sexuales que existen, hay una excesivamente habitual pero que escasamente ha sido estudiada: la de el hetero desprovisto dudas que, sin embargo, dispone de relaciones con otros varones

Bastantes jovenes deben experiencias con otros varones asi­ como de ningun modo se considerarian homosexuales. (iStock)

Los razones que utilizamos de demostrar las relaciones entre individuos heterosexuales de el igual sexo son bastante diferentes si hablamos de varones y mujeres. Desplazandolo hacia el pelo, por una ocasii?n, estas ultimas salen ganando. En caso de que 2 hembras se besan enfrente sobre un conjunto sobre individuos, habra un gran nA? sobre explicaciones de su proceder: que si la sexualidad de la mujer seri­a mucho mas disponible que la masculina, que son mas receptivas a las estimulos que las rodean y no ha transpirado menos a las prejucios o que de ellas es mas simple tener buenas sensaciones excitadas por una diferente chica. Ademas, seri­a probable que las propias parejas las animen a realizarlo.

Nunca acontece igual con los hombres heterosexuales: si en la fiesta un adulto besa a otro en la boca, o le magrea en el trasero –actos considerados normales en el interior de la heterosexualidad femenina–, la explicacion solo puede ser una, y no ha transpirado es que es un homosexual reprimido. Con el fin sobre poner en tejido de juicio tan categorica vision, la profesora sobre la Universidad de Riverside en recien estrenada York acaba sobre difundir Not Gay: Sex Between Straight White Men (NYU Press), en el que defiende la elasticidad sexual masculina desplazandolo hacia el pelo explica como los miembros masculinos heterosexuales buscan excusas para masturbarse en grupo, manosear mutuamente sus genitales o, sin intermediarios, intimar con otros varones… Pero en contextos que ellos nunca considerarian sexuales.

Sobre las banos de las estaciones de autobuses a las tiras sobre moteros pasando por las fiestas de fraternidades –como los elephant walks, ritos de iniciacion en los que los recien admitidos deben insertar sus dedos en el ano de las companeros– o los bro-jobs –dos colegas masturbandose mutuamente por pasar el rato–, Ward ha localizado un gran cantidad sobre contextos donde hombres heterosexuales se las apanan para utilizar tareas inequivocamenente sexuales. Al opuesto sobre lo que la sexologia desplazandolo hacia el pelo la sociologia habian establecido hasta Actualmente, las varones nunca intiman con otros varones tan solo en contextos sobre urgencia desplazandolo hacia el pelo marcha de mujeres –como en una prision o en la marina–, sino que igualmente lo realizan hasta cuando no Existen ninguna escasez.

Aman a las mujeres (y a sus amistades)

Ese es uno de los puntos claves sobre la argumentacion sobre Ward: la urgencia. El discurso biologico clasico sobre el varon sugiere que este seri­a rehen de sus impulsos sexuales –esta programado Con El Fin De extender su semilla alla donde pueda–, sea homosexual o heterosexual, debido a que si un hombre fantasea o llega a relacionarse con otro adulto seri­a porque realmente seri­a homosexual o bisexual (alguna cosa nunca tan traumatizado en el caso de las chicas). Este determinismo sociobiologicista es bastante pernicioso, en valoracion de la autora, Ya que presenta al acontecer humano como un animal que nunca puede escapar a su programacion. Nunca tiene seleccion.

?Por que algunos varones se acuestan con otros varones, entonces? En muchas situaciones, esta actividad con personas del tiempo sexo es, paradojicamente, la presentacion de su heterosexualidad a demostracii?n sobre bombas y una expresion de su homofobia. Como explica la autora en la interviu publicada en NY Mag, resulta una oportunidad Con El Fin De hablar de “mira, soy tan hetero que podria realizar lo que sea falto que ello tenga ninguna resultado en mi orientacion sexual diaria, que es la de hetero”. O, como se puede afirmar, “si eres tan hetero, nunca te importara que otro tio te la chupe”.

En algunas paginas, varones heterosexuales buscan a otros como ellos Con El Fin De ver porno juntos, aunque especifican que nunca quieren conocer a gais

Otra de las claves es que en la gran parte sobre contextos en los que estas relaciones se llevan a cabo, sus protagonistas nunca consideran que tengan un cariz sexual semejante al que puede tener el avenencia heterosexual con una femina, con las que, sea una trato romantica o casual, Tenemos un exacto categoria sobre intimidad emocional desplazandolo hacia el pelo fisica. Mas bien se producen igual que la broma –“?a que no te atreves a…?”– o igual que pieza de la ocasion festiva como se usa chat hour. Es el caso, como podri­a ser, de las humillaciones y no ha transpirado fiestas sexuales en las fraternidades, en las que el ritual ayuda a olvidar que hombres heterosexuales se encuentran tocando las genitales de otros hombres heterosexuales.

Buen ej sobre eso son los anuncios en paginas sobre contactos u diferentes igual que Craiglist donde varones buscan a otros hombres Con El Fin De ver porno juntos (y quiza masturbarse entretanto lo realizan) o Con El Fin De hablar de chicas. Se prostitucion de una conexion timidamente sexual que pieza de la premisa sobre que las dos gente son heterosexuales, ya que en bastantes anuncios esos aclaran que no quieren estar con “ningun maricon”. Sencillamente, desean un colega con el que realizar exactamente lo que harian con cualquier otro adulto, y un poco mas: resulta una trato heteroerotica, no homoerotica. ?Recuerdan Torrente?

Ni homosexual, ni bisexual: heterosexual

En caso de que varios varones se sienten confusos ante esto, seri­a porque, igual que explica Wade, la civilizacion todavia no ha sido competente sobre darle ningun sustantivo a lo que experimentan. Por lo general, igual que explica en NY Mag, los varones se justifican aduciendo que nunca habia ninguna mujer a su valor. Realmente, no tienen a su orden ninguna justificacion que encaje con su percepcion sobre si mismos, es decir, que explique por que han disfrutado con eso falto disponer su heterosexualidad en duda. “No Existen el menor habla que circule cotidianamente que ayude a las heterosexuales a explicar sus encuentros sexuales con otros hombres, mientras que las hembras poseen un enorme nA? sobre narrativas socialmente aceptadas a las que pueden aferrarse”.

Ninguno sobre estos heterosexuales que hacen el amor con otros heterosexuales se encuentran interesados por la civilizacion gay o ‘queer’

Bastantes hombres han tenido esta clase sobre encuentros, pero ello nunca desea aseverar que sean homosexuales reprimidos, aclara Ward en la interviu con Queerty. El resto sobre su vida seri­a totalmente heterosexual, Acostumbran A casarse con chicas asi­ como tener hijos carente pensar que en ningun momento han traicionado su motivo biologico ni dudado acerca de su sexualidad. Para la generalidad, posiblemente, ni siquiera lo consideren un evento sexual. Nunca mas que vomitar encima de un companero la noche de borrachera.

La ultima asi­ como genial diferencia es que ningun de estos heterosexuales que hacen el amor con otros heterosexuales estan interesados por la desarrollo gay o queer que pudiese encajar las inclinaciones y que se caracteriza por otra tipo de practicas antinormativas. Esos varones se comportan en la totalidad de las facetas de su vida como heterosexuales, menos que sobre oportunidad en cuando, se permiten hacer una excepcion. Eso no desea aseverar que se sientan tan identificados con ninguna de las reivindicaciones homosexuales igual que para considerarse uno de ellos, ni siquiera que sean bisexuales. Igual que explica la autora en Queerty, “estan totalmente dedicados a la heteronormatividad, estan a placer con ser heterosexuales, desean que les considere igual que tales asi­ como se puede aseverar con conviccion que son heteros”.

Leave a Comment